¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Costa Rica: Se promulgó el reglamento para aplicar la Ley sobre Agricultura Orgánica

(15/06/2009)

Costa Rica, 11 de junio de 2009. Finalmente se aprobó el Reglamento para el Desarrollo, Promoción y Fomento de la Actividad Agropecuaria Orgánica, que detalla cómo poner en práctica la Ley de Fomento Nº 8591, aprobada el 14 de agosto de 2007, después de varios años de incidencia del Movimiento de Agricultura Orgánica Costarricense (MAOCO). La nueva normativa se publicó el pasado 4 de junio en el Diario Oficial La Gaceta Nº 107, de Costa Rica (www.gaceta.go.cr).

Entre las consideraciones preliminares, el poder legislativo señala que se consideró la necesidad de fomentar la actividad agropecuaria orgánica, porque genera beneficios en términos de salud pública, conservación del ambiente, fuentes de empleo y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Además, porque Costa Rica requiere fortalecer sus volúmenes de producción en concordancia con la creciente demanda nacional e internacional.

En el reglamento se define la actividad agropecuaria orgánica (o ecológica o biológica) como “toda actividad agropecuaria y su agroindustria, que se sustente en sistemas naturales para mantener y recuperar la fertilidad de los suelos, la diversidad biológica y el manejo adecuado del recurso hídrico, y que propicie los ciclos biológicos en el uso del suelo. Esta actividad desecha el uso de agroquímicos sintéticos, cuyo efecto tóxico afecte la salud humana y el ambiente, así como el uso de organismos transgénicos. Esta actividad, además de contribuir al equilibrio ambiental, tiende a un equilibrio sociocultural de las formas de organización comunitaria indígena y campesina, integra los conocimientos tradicionales a las prácticas actuales, genera condiciones laborales justas y defiende el derecho de las personas a producir alimentos sanos priorizando el uso de los recursos locales”.

A nivel institucional, se crea el Departamento de Fomento de la Producción Agropecuaria Orgánica (DFPAO), que será la unidad técnica especializada a cargo de dinamizar el sistema en el ámbito nacional, en estrecha coordinación con la gerencia del Programa Nacional de Agricultura Orgánica. A su vez, cada región contará con un especialista en producción orgánica, quien integrará el Equipo Técnico del Área de Producción Sostenible, y será el responsable de impulsar y facilitar las acciones para el desarrollo de la producción orgánica.

El mismo especialista cumplirá la función de inspector estatal orgánico y realizará, cuando así sea solicitado por las personas o micro, pequeñas y medianas productoras orgánicas, el servicio de inspección para apoyar la certificación. En el ámbito local corresponderá a las Agencias de Servicios Agropecuarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) atender las solicitudes de las personas o grupos organizados de productores agropecuarios orgánicos.

Apoyo a agricultores orgánicos

Se elaborarán anualmente planes operativos para el desarrollo, fomento y promoción de la producción orgánica a nivel local y regional, con sus respectivos presupuestos. Sobre la base de esas prioridades, se gestionarán los apoyos necesarios incluyendo acciones en capacitación, transferencia, investigación, intercambios de experiencias, reconocimiento de beneficios ambientales, inspección de fincas, seguimiento y evaluación, entre otras. Además, se establecerán mecanismos concretos con los Bancos Estatales y el Banco Popular y de Desarrollo Comunal para apoyar el proceso de dotación de recursos financieros y de desarrollo establecido en la Ley Nº 8591.

En materia de educación sobre producción orgánica, el reglamento dispone el desarrollo de programas que promuevan el conocimiento y la práctica de la actividad agropecuaria orgánica. Por su parte, el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA) tendrá la misión de apoyar en investigación y transferencia de tecnología a personas y organizaciones que realicen experimentación orgánica.

En tanto, el Ministerio de Agricultura y Ganadería ofrecerá en forma gratuita el servicio de inspección para la producción orgánica, hasta por tres años consecutivos. Este servicio podrá ser solicitado por las personas o grupos de personas micro, pequeñas y medianas productoras orgánicas, previa coordinación con la agencia de certificación acreditada.

Se utilizará un Sistema Participativo de Garantía (SPG) o certificación participativa, restringido para los mercados locales en el ámbito del mercado nacional. Este sistema puede ser implementado por personas micro, pequeñas y medianas productoras orgánicas debidamente organizadas, para certificar la producción de sus miembros y solicitar el registro respectivo. Este sistema debe garantizar a los consumidores el cumplimiento de los requisitos de la normativa nacional vigente, en aspectos de producción y controles adecuados.

Incentivos fiscales

El reglamento de la Ley Nº 8591 dispone la creación de la Unidad Técnica para el Reconocimiento de Incentivos fiscales y no fiscales a la Producción Orgánica, formada por tres representantes del MAG y dos representantes de las organizaciones de los productores orgánicos (ASOMAOCO).

Esta entidad deberá recibir, analizar y recomendar al ministro de Agricultura las solicitudes para el pago del Reconocimiento de Beneficios Ambientales para la Producción Orgánica a los micro, pequeños y medianos productores(as), orgánicos(as). También tendrá la responsabilidad de conocer y recomendar a la comisión todas las exoneraciones de vehículos de trabajo (con compartimiento de carga descubierto y capacidad de carga útil igual o superior a dos toneladas), maquinaria y equipo para uso en agricultura orgánica e insumos agropecuarios orgánicos, incluyendo la maquinaria y equipo para procesos agroindustriales de productos orgánicos. Asimismo es la instancia encargada de recibir, analizar y recomendar a las entidades correspondientes las solicitudes de exoneraciones de los impuestos de ventas y renta.

Una vez cumplidos los requisitos y acordado el reconocimiento por el pago de Beneficios Ambientales para la Producción Orgánica, éste se otorgará por un período máximo de 3 años. Consiste en reconocer un monto base por año para el productor, que será determinado por la unidad técnica respectiva en el mes de diciembre de cada año.

Los micro, pequeños o medianos productores afiliados a grupos de personas productoras orgánicas organizadas (GPO) podrán solicitar el incentivo fiscal de exoneración del pago de todo tributo o impuesto a la importación de equipo, maquinaria, insumos y vehículos de trabajo, siempre que cuenten con certificado orgánico o de inscripción en transición al día y estén registrados en el órgano de control del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Además, los productos agropecuarios o agroindustriales certificados como orgánicos o inscritos en transición ante la entidad correspondiente, cuya producción primaria y manufactura se haya realizado en Costa Rica, y cuya venta sea para el mercado nacional, serán exonerados del impuesto de ventas. Para acceder a este beneficio deben presentar una serie de documentos que se detallan en el reglamento.
El Departamento de Fomento a la Producción Agropecuaria Orgánica brindará apoyo técnico a los bancos públicos para la apertura de líneas de financiamiento (crédito y acompañamiento no financiero) a largo, mediano y corto plazo.

El mismo departamento, junto con otras instituciones públicas y con los propios productores orgánicos, diseñará e implementará un programa permanente de promoción de los productos orgánicos para el consumo nacional. También llevará adelante un plan de información y sensibilización dentro de instituciones del Estado y sus proveedores de productos alimenticios.

De igual forma, se diseñará un programa con el fin de promover la producción agropecuaria orgánica nacional en los mercados internacionales dirigido, prioritariamente, a las personas micro, pequeñas y medianas productoras orgánicas y los GPO.

Cultivos orgánicos versus transgénicos

Otro capítulo muy importante del nuevo reglamento se refiere al acceso y resguardo de las semillas criollas, y a la protección frente a los organismos genéticamente modificados o transgénicos. Esto contempla apoyo económico y técnico a familias y organizaciones que se dediquen a reproducir y conservar semillas nativas, promover la valorización e intercambio de semillas, organizar ferias y encuentros, y establecer bancos de germoplasma comunales y regionales, entre otras iniciativas.

Asimismo, se crea un régimen de responsabilidad sobre el manejo de transgénicos, que incluye medidas para prevenir la contaminación en la actividad agropecuaria orgánica, y registro público, permanente y actualizado de áreas de producción de OGMs. Este registro se colocará en forma visible en cada Agencia de Servicios Agropecuarios y en el sitio web del Órgano de Control (www.protecnet.go.cr), y se actualizará cada vez que se modifique la situación de áreas de producción de OGMs en el país.

También habrá un registro minucioso de áreas de producción orgánica certificada y de la producción registrada en transición. Este registro constituirá la guía oficial que se utilizará en el proceso para fundamentar la no autorización de cultivos genéticamente modificados en zonas donde se han establecido cultivos orgánicos.

El reglamento no establece las distancias de seguridad entre cultivos orgánicos y transgénicos para evitar el entrecruzamiento. Señala que éstas serán determinadas por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) para cada cultivo, tomando en cuenta sus características físicas y biológicas. Al tramitar permisos para la siembra de cultivos transgénicos, el SFE se encargará de exigir evidencias científicas y pruebas de que éstos no tendrán efectos negativos en la producción orgánica. De acuerdo a eso otorgará o no el permiso solicitado.

En el caso de detectar contaminación transgénica, el productor orgánico debe denunciarlo de inmediato. Y si se descubre producción no autorizada de transgénicos en áreas aledañas o cercanas a cultivos orgánicos, ésta será eliminada por funcionarios del SFE. La valoración de los daños por contaminación transgénica deberá incluir, además de la indemnización por perjuicios económicos o morales, los costos de las medidas de reparación y restauración de la situación anterior, y de todas las medidas tomadas por el Estado en función de los daños ocurridos.

Nota: el texto completo de la nueva ley está disponible en la Base de Batos de este sitio web (buscar Costa Rica/Legislación).
Noticia Fuente: Fuente: Fernando Ramírez (RAP-Costa Rica). Diario La Gaceta Nº 107 de Costa Rica, 4 de junio de 2009 (www.gaceta.go.cr)