¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

México: Instituto del Estado expone a niños a plaguicidas

(07/07/2006)

Instituto del Estado expone a niños a plaguicidas

Ciudad de México, 1 de julio de 1996. La exposición crónica a plaguicidas puede provocar alergias, asmas, alteraciones en el sistema nervioso y endocrino, además que algunos de estos químicos son reconocidos como causantes de cáncer. Por ello, para el doctor Jorge Arturo de León Rodríguez, investigador del Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debería suspender las fumigación que cada 15 días o cada mes realiza en las 137 Estancias para el Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI) que tiene en todo el país.

Las fumigaciones en las guarderías del ISSSTE se realizan los fines de semana, "en forma preventiva" y "cuando los niños no están", asegura en entrevista el coordinador general de administración del instituto, Jorge Gaviño Ambriz, por lo que los infantes "no están en contacto con las sustancias".

Sin embargo, el doctor De León Rodríguez explica que los químicos utilizados en las fumigaciones permanecen en el ambiente hasta por períodos de un mes. El especialista de la UNAM resalta que al realizarse las fumigaciones en forma constante, los niños están en contacto con los plaguicidas.

En la queja que el pasado 7 de junio un grupo de padres de familia interpuso ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y de la cual “Excelsior” tiene una copia, se explica que "se ha constatado que cuando fumigan los fines de semana, los días lunes todavía están los plásticos ‘protectores’ en las mesas y sillas de las aulas; en ocasiones los propios niños de preescolar ayudan a sus maestros a quitarlos. Esto indica que no se supervisa la actividad de limpieza en los inmuebles y que los niños están expuestos directamente a los plaguicidas".

Gaviño Ambriz asegura que la fumigación de las instalaciones del ISSSTE está a cargo de empresas que se seleccionan a través de licitación pública. "Estas empresas tienen a su cargo la colocación de los plaguicidas y la limpieza... La empresa tiene que garantizar el retiro de las sustancias", indica el funcionario, quien además asegura que los plaguicidas utilizados son "los permitidos para este tipo de plagas (ratones, cucarachas, hormigas)", aunque también resalta que "no hay guarderías del ISSSTE que tengan problemas con fauna nociva porque realizamos estas acciones".

En el cuadro de plaguicidas autorizados por ISSSTE para ser utilizados en sus instalaciones se incluyen sustancias que pertenecen a los grupos químicos de los piretroides o carbamatos, utilizados para atacar insectos, principalmente.

El doctor De León Rodríguez destaca que los piretroides "provocan reacciones alérgicas"; los carbamatos "inhiben enzimas del sistema nervioso, por lo que pueden provocar alteraciones en el aprendizaje y en la memoria". El especialista resalta que "los plaguicidas, usados repetidamente en dosis bajas y continuas, tienden a acumularse en el organismo, especialmente en órganos con alto contenido de lípidos como el cerebro, el hígado, las mamas, etcétera, y producen efectos mutagénicos y carcinogénicos, así como el retraso en el desarrollo de los sistemas nervioso, inmune y endocrino".

Otros de los químicos que se utilizan en la fumigación son la deltametrina, que de acuerdo con diversos estudios médicos, afecta la producción de hormonas. Algunas de estas sustancias son consideradas por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA), como posibles cancerígenos, resalta Fernando Bejarano, coordinador de la Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM), quien menciona que los niños son especialmente sensibles a estos químicos.

Bejarano señala que una política adecuada para el control de plagas en las estancias infantiles del ISSSTE debería ser eliminar el uso de plaguicidas químicos "para proteger la salud de los niños y el personal, además de garantizar así sus plenos derechos a un desarrollo libre de tóxicos".

Thelma Gómez Durán
thelma.gomez@nuevoexcelsior.com.mx
01 JUL 2006
FUENTE: Periódico “Excelsior”, México.
www.nuevoexcelsior.com.mx