¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Transgénicos | TRANSGÉNICOS AL DIA | Artículos | Comunicados

Share |
Transgénicos
Untitled Document TRANSGÉNICOS al día

20 de junio de 2004 #15

Biodegradación Inhibida en Cultivos Transgénicos Bt

Dr. Saúl Flores (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, Venezuela) nos informa de un estudio (2003) a publicarse en Soil Biology and Biochemistry bajo el titulo: Transgenic Bt Plants Decompose Less in Soil than Non-Bt Plants (Plantas Transgénicas Bt Descomponen Menos en el Suelo que las Plantas no-Bt) por Dr. Deepak Saxena, Dr. G Stotsky y el mismo Dr. Flores. (Nota: Los cultivos Bt son manipulados para expresar proteínas que son toxicas para ciertas larvas y así les da una resistencia limitada a ingestaciones de dichas larvas.)

Cuando se añadió biomasa de cultivos a los suelos, la producción de CO2 fue significativamente menor en los suelos tratados con la biomasa de cultivos Bt comparándola con la de los suelos tratados con su contraparte no-transgénica. Se encontró el mismo efecto con todos los cultivos estudiados (maíz, colza, papa, arroz, algodón y tabaco.) La descomposición de la biomasa de tabaco GFPBt+ y colza GFPBt+, modificados para expresar la proteína fluorescente verde (GFP) y la proteína Cry1Ac, fue de 13% al 32% menor. Se demostró la presencia de las proteínas Cry en los suelos tratados con la biomasa de cultivos Bt.

Se desconoce la razón para la disminución en la biodegradación de plantas Bt que parece ser vinculada con la presencia de los genes Cry. El impacto ecológico y ambiental no está claro. La menor degradación podría aumentar la cantidad de materia orgánica en el suelo pero, al mismo tiempo, se extiende el tiempo de permanencia de las toxinas exudadas en el suelo lo que podría presentar un riesgo para los organismos no-blancos y afectar la selección a favor de organismos resistentes a las toxinas. Estudios anteriores mostraron que dichas toxinas exudados de maíz Bt. persisten por lo menos 180 días en el rizosfera y la proteína Cry1Ab purificada se ha detectado en el suelo después de 234 días de su adición al mismo. Sin embargo, la mayor parte de toxinas en el suelo proviene de la incorporación al suelo pos-cosecha de la biomasa de los cultivos Bt y 3 años después de su incorporación se ha detectado la presencia de Cry1Ab, mucho más que los 41 días ?vida media? reportado anteriormente. Es importante aclarar el significado de estos impactos puesto que, sólo en los Estado Unidos, en el año 2000, se siembró 8.1 millones de ha. de maíz Bt (26% del total), 2.4 millones de ha. de algodón Bt. (45 % del total) y 0.02 millones de ha de papa Bt (3.5% del total). Además, se ha manipulado genéticamente por lo menos 26 otras especies de cultivos genéticamente manipulados para expresar proteínas Cry (incluyendo arroz, brócoli, maní, berenjena.)

Soya RR vinculado con Trastornos del Hígado de Ratones

En un estudio realizado en la Universidad de Urbino y Perugia, Italia se encontró diferencias significativas en las células del hígado de ratones cuya alimentación incluía 14% de soya transgénica (RR) comparándolos con los alimentados con 14% soya no transgénica. Estos cambios se relacionan con altas tazas metabólicas, e intenso tráfico molecular.  Encontraron, ademá,s numerosos centros con pequeñas fibras y abundantes componentes fibrilares densos, que es una modificación típica de una actividad intensa de los genes.  Se encontró también un incremento a nivel de poros del núcleo. Los investigadores señalan que no se conocen cuáles son los mecanismos que inducen estos cambios en los núcleos, por lo que es imperativo realizar más investigaciones en este sentido.  Mientras tanto, debe prevalecer el principio de precaución, es decir, frenar esa carrera loca por introducir productos transgénicos en nuestra alimentación y agricultura.

De acuerdo a la Dra. Mae-Wan Ho, el hígado es el órgano principal en la transformación de la digestión, estratégicamente localizada entre el tracto digestivo y el aparato circulatorio. El hígado degrada y desentoxica compuestos tóxicos y los excreta a la bilis.  El hígado sintetiza muchas proteínas en el plasma de la sangre y juegan un papel primordial en el metabolismo general.  A ella le llama la atención que, aunque se detectó una mayor actividad a nivel de genes, no hubo un incremento en las proteínas producidas, ni se detectaron cambios en el citoplasma.

Traducción: REDALLT (Red por América Latina Libre de Transgénicos)
Fuente: Ultrastructural Morphometrical and Immunocytochemical Analyses of Hepatocyte Nuclei from Mice Fed on Genetically Modified Soybean.  Cell Structure and Function.  Vol. 27 (2002) No. 4 pp.173-180; http://www.jstage.jst.go.jp/article/csf/27/4/27_173/_article/-char/en; Mae-Wan Ho: Liver of Mice Fed GM Soya Works Overtime. Science in Society #21 (2004) www.i-sis.org-uk

Animales Prefieren Alimento No-Transgénico

Aparentemente animales perciben diferencias entre alimentos convencionales y los que contienen OMG. Las evidencias son de tipo anécdotas pero sugieren que este fenómeno debe investigarse. Ejemplos:
·         Nov. 2000, Reino Unido. El Ministerio de Agricultura informó de daños a un ensayo de maíz transgénico Chardon LL tolerante a herbicida causado por ganado que entró el campo de ensayo. Sin embargo, el ganado no consumió el maíz.
·         Los EE.UU. 19 Sep. 1999, Steve Sprinkel (Informe especial ACRES reproducido en el sitio web www.btinternet.com/-nlpwessex/) publicó anécdotas de granjeros. Por ejemplo: uno contó como ganado rompió una cerca y pasó por un campo sembrado con maíz RR sin consumirlo para llegar a maíz convencional al otro lado. Otro reportó como los venados comieron la soya orgánica pero no tocaron la soya RR en campos vecinos y de los mapaches que no tocan campos con maíz Bt pero si abundan en los campos con maíz orgánico.
Fuente: Science in Society #21 (2004) www.i-sis.org-uk

Inestabilidad Genética Aumenta Riesgos de Transgénicos

Dra. Dra. Mae-Wan Ho (genetista, editora de Science in Society) informa que el Servicio de Bioseguridad y Biotecnología (SBB) del Instituto Científico de Salud Pública (Bruselas) ha publicado datos sobre la caracterización molecular de 6 líneas transgénicas, cuatro de los cuales: - maíz Bt176 (Syngenta) maíz Mon810 (Monsanto) maíz T25 (Bayer CropScience) y soya GTS 40-3-2 (Monsanto) son los mismos que fueron analizados por laboratorios franceses (reportados en SIS #20). Los informes belgas (publicados en http://biosafety.ihe,be/TP/) recogen datos provenientes de distintos institutos científicos y trabajos publicados en que se encontró evidencias de inestabilidad genética. Los datos públicos de maíz Bt 176 revelan que el transgen tiene una homología de 65% con el Cry1Ab pero que es 94% homólogo con Cry1Ac sintético el cual es inmunogénico con potentes efectos sistémicos y sobre la mucosa tan potentes como la toxina del cólera. Sin embargo, la compañía reportó la presencia sólo de Cry1Ab. Existen discrepancias entre los datos públicos y los suministrados por Monsanto en el caso de soya RR ya que aparentemente el inserto se reordenó (en inglés "rearranged".)

La mayoría de las inconsistencias entre los datos públicos y los de las corporaciones involucran el número y la estructura de los insertos y sus ubicaciones dentro del genoma lo que sugiere que las líneas transgénicas no son uniformes y su caracterización podría variar de muestra a muestra y no son idénticas a las líneas originales evaluadas lo que sugiere que las evaluaciones de riesgo originales pierden su validez. Además, no se cumple con los requisitos de uniformidad y estabilidad exigidos para el registro de variedades.

La Dra. Ho señala que los reordenamientos y las eliminaciones indican inestabilidad genética lo que aumenta la probabilidad de transferencia horizontal de genes y de recombinación y los riesgos asociados sobre todo porque los análisis moleculares demuestran la tendencia de que los insertos caen en elementos genéticos móviles como retrotransposones y secuencias repetidores.

Fuente: Science in Society #21(2004) p23; www.i-sis.org-uk