¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Transgénicos | TRANSGÉNICOS AL DIA | Artículos | Comunicados

Share |
Transgénicos
TRANSGÉNICOS al día
15 de Enero 2004 #10

Información elaborada y distribuida por:
CENTINELA miembro de RAPAL-VE /RAP-_AL
rapalve@telcel.net.ve

En la última edición, se resumió la legislación sobre la liberación al ambiente de OMG vigente en la Unión Europea. Esta edición contiene un resumen del vacío regulatorio en los Estados Unidos.

Los Estados Unidos: Falta de Regulación de Los OMG
Según Claire Hope Cummings, ex-abogado del USDA (United States Department of Agriculture Departamento de Agricultura de los EE.UU.) bajo el Presidente Carter, en centenares de lugares secretos en los EE.UU. se está sembrando cultivos transgénicos experimentales que contienen fármacos, químicos industriales y hasta genes humanos. A este tipo de transgénicos se les llama “farma-cultivos” (“pharmacrops” en inglés – y su uso: “pharming”.) Para tal propósito se ha modificado cultivos claves para la alimentación como maíz y ya han ocurrido casos de contaminación genética por estos cultivos. Señala la falta de regulación en los Estados Unidos. En lugar de defender los derechos a la no-contaminación de las victimas y hacer los productores de OMG responsables por la contaminación genética de los cultivos causada por los OMG, las cortes dan prioridad a los derechos de patente del contaminador. El costo de retirar los productos contaminados (cuando sean detectados) es pagado por la población. Un 90% de los consumidores quiere etiquetas para alimentos transgénicos pero el gobierno se niega a requerirlas
Mucho antes de tener los productos, los fabricantes de los OMG tomaron medidas para crear un clima regulatorio favorable a sus intereses. En 1986, Vicepresidente George Bush (padre) se reunió con ejecutivos de Monsanto para discutir la “desregulación “ de biotecnología. Cuando llego a ser presidente, se anunció que los productos de la biotecnología recibirían el mismo trato que otros productos y su desarrollo “no sería entorpecido por reglamentos innecesarios.” Efectivamente, se decidió no regular la biotecnología y se evalúa los nuevos productos transgénicos utilizando leyes diseñadas para tratar químicos y patógenos más no la manipulación genética y sus productos. Se confía en la industria para informar sobre los problemas que surjan, no existe monitoreo ni seguimiento de los impactos de los OMG liberados, no existe ninguna obligación del gobierno de responder a problemas reportados, ni de actuar frente la evidencia de problemas de salud y ecológicos. En los Estados Unidos, rige el concepto de “equivalencia sustancial” entre los cultivos y alimentos transgénicos y los no transgénicos. Este concepto fue inventado para justificar no hacer estudios y evaluación de riesgos.
Tres agencias son responsables por actividades con OMG y cada una opera bajo sus propias regulaciones:
* La FDA (La Agencia para Alimentos y Drogas) estipula que nuevas sustancias en los alimentos deben ser evaluadas y, en algunos casos, etiquetadas. No obstante, se aplica el criterio GRAS (Generally Regarded As Safe – generalmente considerados seguros) a alimentos nuevos y como alimentos transgénicos son considerados sustancialmente equivalentes a otro alimento convencional, son “GRAS” y exentos de estas evaluaciones y no requieren etiquetas.
* APHIS (Animal and Plant Health Inspection Service –Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal) es la agencia de la USDA que administra los ensayos de campo de OMG de acuerdo con la normativa del Plant Pest Act (Acta sobre Plagas de Plantas) que no contempla los riesgos involucrados con la liberación de OMG y requiere una simple notificación para obtener el permiso. Existen estándares mínimos de confinamiento biológico y ninguna exigencia de evaluar riesgos ecológicos al no ser que el solicitante indique que pueda ser necesario. El estudio de 8000 ensayos entregados al USDA, reveló que en ninguno se hizo una evaluación de los riesgos ambientales.
* La EPA (Environmental Protection Agency) regula cultivos transgénicos modificados para producir toxinas pesticidas como cualquier pesticida: por ejemplo maíz Bt, que contiene toxinas Bt es un pesticida aunque sea para el consumo. No obstante, se presume que Bt es seguro aun cuando se ha demostrado su toxicidad para microorganismos del suelo y ciertas poblaciones de insectos benéficos.
Cummings cita el caso de Pioneer Hi-Bred que, en 2002 y 2003 pagó multas por violación de los permisos para realizar ensayos con maíz transgénico en Hawai y se le ordenó informar sobre los resultados y asegurar que el cultivo no contaminara los cultivos de maíz de la zona. En 2003, la EPA, después de revisar los resultados de los ensayos, y a pesar de que sí hubo contaminación de los cultivos vecinos, dijo que la compañía había cumplido con los requisitos. ¡La “razón” fue que la contaminación ocurrió en campos regulados por la USDA y por tanto, no era competencia de la EPA! La USDA supuestamente está investigando el asunto. Mientras tanto, Pioneer sugiere a los agricultores que no cultiven los cultivos que utiliza Pioneer en sus experimentos para evitar que se contaminen.
(Contrasta este vacío regulatorio con la normativa de la Unión Europea donde quien quiere cultivar OMG tiene que asumir la responsabilidad si contamina otros cultivos: se aplica y el principio ético universal que el contaminador paga.)
Fuente: Farm News from Cropchoice, USA, http://www.cropchoice.com
Miércoles, June 11, 2003 -- CropChoice guest commentary)

Iniciativa Legal de Grupos en los EE.UU contra Farma-Cultivos
Una coalición de ONG ha introducido una demanda contra el gobierno de los Estados Unidos para prevenir más ensayos con farma-cultivos. Joe Mendelson del Centre for Food Safety, (Centro de Seguridad de los Alimentos) uno de los miembros de la coalición, explica que ha habido más de 300 ensayos en lugares secretos en los Estados Unidos con este tipo de cultivos que contienen proteínas humanas, hormonas de crecimiento, vacunas y enzimas de uso industrial que nunca antes han estado presentes en el ambiente. No se ha evaluado sus riesgos e impactos sobre las demás especies. Se planifica utilizar las provisiones del Acta sobre Especies en vías de Extinción para prevenir que la USDA (United States Department of Agriculture- Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) emita más permisos. “Un sólo error y podríamos estar comiendo en nuestros cornflakes (hojuelas de maíz) los medicamentos recetados para otras personas,” dice Larry Bohlen de Amigos de la Tierra - otra ONG de la coalición. Los editores de la prestigiosa revista Nature Biotechnology alertaron que las estrategías actuales para confinar los genes no funcionan en el campo.” La Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos han alertado sobre los riesgos para la salud y ambiente de los OMG, en particular que los productos bio-farmacéuticos podrían entrar en los alimentos porque no existe regulación estricta en los EE.UU.

Aún promotores de los transgénicos como la National Food Processors Association (Asociación Nacional de Procesadores de Alimentos) recomienda parar todos ensayos con farma-cultivos hasta que se imponga una legislación fuerte para prevenir la contaminación y se pueda garantizar 100% confinamiento. Dijó su vocero: “El riesgo es demasiado alto.”
(¡ Evidentemente!)

Fuente: Brooklin, Canada, 15 Jul (IPS/Stephen Leahy) Doc.TWN/Biosafety/2003/F