¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Transgénicos | TRANSGÉNICOS AL DIA | Artículos | Comunicados

Share |
Transgénicos
Transgenicos al día: Transgénicos en el mundo

Noticias publicadas en la revista ENLACE Nº 86 / Septiembre 2009.

Transgénicos

EE.UU.: piden moratoria para alimentos transgénicos
La Academia Americana de Medicina Ambiental de Estados Unidos, básandose en estudios realizados en animales, concluyó que “hay más de una relación ocasional entre los alimentos transgénicos y los efectos adversos en la salud”. En una declaración donde expuso su posición, afirmó que “los productos transgénicos representan un serio riesgo para la salud, especialmente en las áreas de toxicología, alergias, funciones inmunológicas, salud reproductiva, metabolismo, fisiología y salud genética”. El documento señala, además, que los estudios conocidos hasta ahora indican que el consumo de alimentos modificados genéticamente “está asociado a problemas de infertilidad, desregulación inmune, envejecimiento acelerado, desregulación de los genes asociados con la síntesis de colesterol, regulación de insulina, señalización celular, formación de proteínas, y cambios en el hígado, los riñones, el bazo y el sistema gastrointestinal”.
Por tanto, esta asociación pide una moratoria de los alimentos genéticamente modificados para proteger la seguridad de sus pacientes y del público en general, como también la implementación inmediata de estudios científicos independientes de largo plazo y el etiquetado de alimentos transgénicos.
Al mismo tiempo, la Academia planteó que los médicos deberían alertar a sus pacientes, a la comunidad médica y al público para que eviten los alimentos transgénicos. Y a la vez, considerar el consumo y efectos de los alimentos genéticamente modificados en las dolencias que presentan sus pacientes.

Comunicado completo en: aaemonline.org/gmopost.html.
Fuente: Agência de Notícias do Paraná/EcoAgência, 3 de Junio de 2009.
http://www.ecoagencia.com.br/?open=noticias&id===AUWZFdV5mTHNlRaVXTWJVU
…………

Soja convencional es más productiva
La productividad media de la soja convencional tiene 9 por ciento más productividad que la soja transgénica, según un estudio realizado por la Fundación Pro Semillas, de Brasil.
Los resultados del Programa de Evaluación de Cultivos de Soja en la cosecha 2008/2009 fueron dados a conocer por el coordinador de esta Fundación, Rui Rosinha, quien explicó que se realizaron pruebas con 61 variedades (40 transgénicas y 21 convencionales) en siete localidades diferentes del estado Rio Grande do Sul. Esto permitió verificar que la productividad media de la soja convencional es 9 por ciento superior a la transgénica, con un costo de producción equivalente.

Fuente: Agência Safras, 18/06/09
http://ultimosegundo.ig.com.br/economia/safra/2009/06/18/soja+grao+convencional+tem+produtividade+9+superior+ao+transgenico+no+rs+6800969.html Traducción: Oficina de Comunicaciones y Administración de RAP-AL.
………

Rusia planta 300.000 árboles transgénicos
Investigadores del Instituto de Química Bioorgánica de la Academia de las Ciencias de Rusia plantaron 300.000 álamos y abedules transgénicos. Esos árboles tienen modificado su ADN con el fin de aumentar su velocidad de crecimiento y desarrollar una pulpa de madera más dura. Los árboles se encuentran en invernadero con el propósito de plantarlos posteriormente al aire libre en zonas próximas a las ciudades de San Petersburgo y Nizhny Novgorod, según publica Mosnews. El estudio durará 3 años y si los resultados son positivos se podrían iniciar plantaciones a gran escala, para lo cual sería preciso modificar la legislación rusa sobre organismos modificados genéticamente (OMG), ya que actualmente el cultivo comercial está prohibido.

Fuente: Mosnews. 17/06/09.
http://mosnews.com/world/2009/06/17/transgenic/
http://www.agrodigital.com/PlArtStd.asp?CodArt=64733
………….

Alemania: Destrucción de cultivo transgénico
Un grupo de activistas arrancó 270 manzanos transgénicos en un campo de ensayo alemán pertenecientes al Instituto de Investigación de Selección Hortofrutícola, que depende del Instituto Kuhn ubicado en Dresden-Pillnitz. Los árboles se encontraban dentro de tiendas especiales de seguridad. Es la primera vez que activistas contrarios a la introducción de transgénicos destruyen plantas que no estaban creciendo en el campo.

Fuente: Agrodigital, 8/6/2009.
http://www.agrodigital.com//PlArtStd.asp?CodArt=64358
…………..

Transgénicos al descubierto en Sudáfrica
La organización ambientalista Biowatch logró en Sudáfrica una victoria judicial que asegura la gratuidad del acceso a información sobre cultivos transgénicos, incluso contra la opinión de los organismos públicos y de las grandes corporaciones.
Luego de siete años de batalla en los tribunales, Biowatch fue favorecida por un fallo de la Corte Constitucional -máximo tribunal de ese país- que revoca una sentencia anterior de la Alta Corte, según la cual Biowatch estaba obligado a pagar el costo que significó a Monsanto y al Departamento de Agricultura del Estado un reclamo judicial de información sobre cultivos transgénicos.
La primera demanda se remonta a 2002, cuando Biowatch -que promueve prácticas agrícolas sustentables- reclamó ante la Alta Corte acceso a información sobre cultivos genéticamente modificados con semillas de Monsanto.
“Ganamos el caso, pero se nos ordenó que pagáramos todos los costos del trámite, tanto los del Departamento de Agricultura como los de Monsanto. Si hubiéramos tenido que pagarlos, eso nos habría destruido”, dijo la directora de Biowatch, Rose Williams.
El nuevo fallo de la Corte Constitucional indica que los juicios por demandas de interés público “podrían peligrar por el severo castigo financiero que los costos impondrán a las organizaciones que presenten las demandas”. Y agrega: “La protección de los derechos ambientales no sólo depende de la diligencia de los funcionarios públicos, sino de la existencia de una sociedad civil vital que esté dispuesta a litigar por el interés público”.
“Creemos que hay varios riesgos sanitarios y ambientales a causa de la tecnología transgénica, y que la información sobre estos riesgos debe hacerse pública”, sostuvo Williams.
Sesenta por ciento del maíz que se cultiva en Sudáfrica es transgénico. A comienzos de 2009, cultivos de tres variedades de maíz híbrido blanco fracasaron en el país, afectando a unas 82.000 hectáreas en tres provincias. En un comunicado, Monsanto atribuyó el problema a la subfertilización en el laboratorio, a inadecuadas condiciones climáticas e incorrectas prácticas agrícolas. Cualquiera fuera el motivo, la transnacional tuvo que compensar a los productores por las pérdidas sufridas.

Fuente: Publicado por IPS Noticias http://costaricahoy.info/author/spanishipsorg/ el 17 junio de 2009 y archivado en Ambiente http://costaricahoy.info/category/ambiente/.
……………

Denuncian control de las transnacionales de la información científica
La revista de reputación internacional Scientific American, en la edición de agosto de 2009, denuncia en su editorial las prácticas de las transnacionales semilleras para impedir que se publiquen en las revistas científicas investigaciones independientes que analizan los efectos de los transgénicos en el medio ambiente y en la salud. El texto relata cómo las empresas consiguen valerse de leyes de propiedad intelectual para obtener el control absoluto sobre lo que puede o no puede ser publicado en relación con sus semillas. “Los científicos necesitan pedir permiso a las empresas antes de publicar investigaciones independientes sobre cultivos transgénicos”, señala la publicación, destacando que hace más de una década empresas como Monsanto, Pioneer y Syngenta prohíben a quienes compran sus semillas ponerlas a disposición de una investigación científica independiente. Esta es una de las cláusulas del contrato de venta que tienen que firmar los usuarios al adquirir las semillas. En caso de violar esa prohibición, los infractores se exponen a una demanda judicial.
En cuanto a los permisos que deben solicitar los científicos que desean investigar, “es importante comprender que no se trata de un rechazo general para todos los pedidos de investigación, sino de rechazos o permisos selectivos basados en la percepción que tengan las empresas de lo ‘amigable’ u ‘hostil’ que sea el científico en relación a la manipulación genética”, escribe Elson J. Shields, entomólogo de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, en una carta dirigida a un representante de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), del gobierno estadounidense. Shields es portavoz de un grupo de 24 investigadores científicos que presentaron un reclamo formal a la EPA, denunciando que “como resultado de la restricción del acceso a las semillas transgénicas, ninguna investigación independiente puede ser legalmente orientada a aspectos críticos de esta tecnología”.

Fuente: Scientific American, Editorial, edição de agosto de 2009, publicado em 21/07/2009.
http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=do-seed-companies-control-gm-crop-research
……….

La rebelión de la naturaleza
El amaranto, una planta usada ancestralmente por indígenas aymaras y quechuas en Los Andes se ha rebelado abiertamente contra los ataques de industrias de transgénicos. La empresa transnacional Monsanto no sabe qué hacer con esta planta, conocida en Perú como kiwicha, que está acabando con sembradíos de soja. Agricultores de Estados Unidos han tenido que abandonar cinco mil hectáreas de soja transgénica y otras cincuenta mil están gravemente amenazadas por esta planta. En 2004 un agricultor de Atlanta comprobó que algunos brotes de amaranto resistían al poderoso herbicida Roundup en campos sembrados con soja RR, resistente a ese agrotóxico. Desde entonces la situación ha empeorado y el fenómeno se ha extendido a Carolina del Sur y del Norte, Arkansas, Tennessee y Missouri. Según un grupo de científicos británicos del Centro para la Ecología y la Hidrología, se ha producido una transferencia de genes entre la planta modificada genéticamente y algunas hierbas indeseadas por los agricultores, como el amaranto.
El genetista británico Brian Jonson explica que “basta con un solo cruce logrado entre varios millones de posibilidades. Una vez creada, la nueva planta posee una enorme ventaja selectiva y se multiplica rápidamente. El potente herbicida que se utiliza aquí, Roundup, a base de glifosato y de amonio, ha ejercido una presión enorme sobre las plantas, las cuales han aumentado aún más la velocidad de la adaptación”. Así, al parecer, nació una planta híbrida que se vuelve imposible de eliminar.
El amaranto o kiwicha, considerada ahora una planta “diabólica” para la agricultura genética, es una planta sagrada para los incas. Pertenece a los alimentos más antiguos del mundo. Cada planta produce una media de 12.000 granos al año y las hojas, más ricas en proteínas que la soja, contienen vitaminas A y C, además de sales minerales.
Soporta la mayoría de los climas, tanto las regiones secas como las zonas de monzón y las tierras altas tropicales, y no tiene problemas ni con los insectos ni con las enfermedades por lo que nunca necesitará productos químicos.

Fuente: Extrato del artículo “La planta sagrada de los incas desafía al gigante Monsanto”, de Alejandra P. http://www.larepublica.pe/internacionales/19/07/2009/la-planta-sagrada-de-los-incas-desafia-al-gigante-monsanto