¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche
Transgénicos | TRANSGÉNICOS AL DIA | Artículos | Comunicados

Share |
Transgénicos
Transgenicos al día: Transgénicos en el mundo

Noticias publicadas en la revista ENLACE Nº 72 / Abril 2006

Transgénicos

8 de abril, Día Internacional contra los Alimentos Transgénicos
Cien organizaciones internacionales de más de 40 países instituyeron el 8 de abril de 2006 como el Día Internacional de Oposición Colectiva a los Organismos Genéticamente Modificados (OGM). Es una jornada para demostrar el rechazo global y constante a los alimentos y a las plantas transgénicas. Se eligió esa fecha porque coincide con la Convención de Biotecnología realizada en Chicago y con el veredicto de la Organización Mundial del Comercio (OMC) relacionado con la disputa entre Estados Unidos y la Unión Europea por la comercialización de los OGM.
En 1994 se comercializó el primer OGM en Estados Unidos. Dos años más tarde se sembró 1 millón de hectáreas de transgénicos en el mundo, concentrándose la mayor parte en Estados Unidos. Diez años después había 80 millones de hectáreas de OGM sembradas principalmente en Estados Unidos, Canadá y Argentina. La controversia está centrada en los beneficios y riesgos de estos cultivos, tras doce años de comercialización y diez años de cultivo a gran escala, principalmente de soja, maíz, algodón, canola y álamos.
La siembra comercial de soya “RR” (1) y maíz “Bt” (2) ha sido autorizada en Argentina (con 16,2 millones de ha de ambos cultivos en 2004 y ensayos en el ambiente con OGM de girasol, algodón, trigo, papa, alfalfa y otros); Brasil (2004: 5 millones de ha de soja); Colombia (2004: 10.000 ha de algodón Bt); Honduras (pequeña producción de CT) (3); Paraguay (2004: 1,2 millones de ha de CT); Uruguay (300.000 ha de CT) y México (75.000 ha de CT). Chile reproduce para la exportación semillas de OGM importados. Se han autorizado numerosos ensayos de campo de varios rubros en México, Brasil y Costa Rica.
Además, se ha comprobado la presencia de soya y maíz transgénicos en alimentos en Venezuela, y en la ayuda alimentaria a Ecuador y Bolivia. Los productos derivados de soya y de maíz provenientes de Argentina, Estados Unidos y otros países donde se permite el cultivo de transgénicos deberían estar contaminados con OGM. Por tanto, es muy probable que en toda América Latina alimentos y piensos derivados de estos rubros sean “transgénicos”, ya que no hay controles ni etiquetas para informar al respecto.

(1) Soya Roundup Ready de Monsanto, resistente al glifosato.
(2) Maíz que produce la toxina del Bacillus thuringiensis.
(3) Cultivos transgénicos.

…………………….

Educación popular en Costa Rica
Diversas organizaciones sociales, instituciones y organismos no gubernamentales se unieron en un proyecto de reflexión e investigación con el propósito de lograr la necesaria “información y generación de propuestas respecto de la presencia y manejo de organismos genéticamente modificados y su relación con los derechos comunitarios en Costa Rica”. Los principales frutos de ese trabajo se plasmaron en el libro “Transgénicos en Costa Rica”, en versión popular, con el objetivo de informar y educar a amplios sectores de la población sobre lo que son los transgénicos, los peligros que esconden y qué se puede hacer para impedir su avance. El libro, ilustrado y a todo color, es parte de un esfuerzo colectivo que cuenta con el apoyo de Veco Costa Rica, Pan para el Mundo, RAP-AL, y Alianza Centroamericana de Protección a la Biodiversidad.
…………………..

Más patentes Terminator
Pese a la moratoria global, a esta tecnología transgénica se le siguen abriendo puertas. La Unión Europea aprobó una patente sobre Terminator el 5 de octubre del 2005. Y Canadá hizo otro tanto el 11 de octubre de 2005. “Es necesario que los agricultores de todo el mundo tengan claro que las corporaciones están listas para adueñarse del control de sus semillas mediante la ingeniería genética. Estas corporaciones controlarán la cadena alimentaria completa con la ayuda de patentes monopólicas y la tecnología Terminator”, dijo Christoph Then, activista internacional de Greenpeace, la primera organización que denunció lo ocurrido en Europa.
……………………..

Nueva arremetida de Nestlé
Productores y ambientalistas mexicanos denunciaron que la transnacional Nestlé obtuvo en Europa una patente de café genéticamente modificado, a pesar que en muchos países del mundo esta compañía se había comprometido a no usar alimentos transgénicos. Supuestamente, el nuevo “café” en polvo tiene mejor solubilidad.
La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo, la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras y Greenpeace advirtieron que si esa patente se aprueba en México los productores de café serán más dependientes de Nestlé. Además, las variedades modificadas genéticamente podrían contaminar el café convencional y el café orgánico, del que México es el primer productor en el mundo.
…………………

Monsanto nada tiene de santo
La multinacional estadounidense Monsanto realizó en Europa varios embargos de embarques de soja genéticamente modificada provenientes de Argentina pretendiendo un resarcimiento por la utilización de sus semillas transgénicas (soja RR). Pide nada menos que 15 dólares por tonelada.
La actitud de Monsanto impactará en todos los eslabones de la cadena sojera argentina, desde la siembra a los derivados de este grano. El perjuicio económico en harina de soja es directo, ya que la Unión Europea es destino del 50% de las exportaciones de Argentina. Esto también repercutiría en la industria aceitera argentina, hoy en expansión.
Lo que la transnacional no dice es que cuando comenzó la comercialización de soja RR e introdujo el gen en cuestión, lo hizo bajo la vigencia de la Ley de Semillas cuyo artículo 27 reserva para el productor el derecho de multiplicarla para uso propio. La transnacional conocía perfectamente las condiciones comerciales y legales del país, y sin embargo introdujo la tecnología, con el fin de crear la dependencia de sus semillas y ampliar sus mercados.
Es evidente que la política de la multinacional fue bien calculada, pues recién planteó el pedido de regalías una vez que la tecnología estuvo instalada gracias a la inversión de los productores y a la circulación de bolsa blanca que alentó la propia multinacional en los primeros años, asegurándose así la expansión de su producto genéticamente modificado.
Lo que oculta la maniobra de Monsanto es la pretensión de sobrepasar la ley argentina para percibir el cobro por el uso gratuito de semillas de los agricultores, concretando así, compulsivamente, un sistema de alquiler de semillas.
………………………

Moratoria a los transgénicos en Hawai
El senado de Hawai declaró una moratoria de 10 años para sembrar plantas transgénicas a escala comercial de café y taro transgénicos. Además, prohibió cualquier investigación de campo hasta el año 2011.
Ambos cultivos son muy importantes para la identidad de Hawai. El taro es sagrado para los pueblos originarios, sus raíces son usadas para hacer poi, uno de los platos tradicionales de Hawai. Y el café cultivado en la región de Big Island's Kona es causa de orgullo nacional.
La prohibición impide hacer cualquier modificación genética en el café y el taro en los próximos 5 años. Sin embargo, está permitida la experimentación en invernaderos.
………………..

Ahora, la alfalfa
Una coalición de granjeros, consumidores y grupos ambientalistas de Estados Unidos interpusieron una demanda contra el gobierno por aprobar la siembra de alfalfa transgénica de Monsanto, sin analizar las consecuencias para la salud pública, el medio ambiente y la situación económica de esa aprobación.
La alfalfa es el cuarto cultivo más importante en Estados Unidos después del maíz, la soja y el trigo. La demanda asegura que la alfalfa convencional será contaminada por la alfalfa transgénica, lo que forzará a los granjeros a pagar por las patentes de la tecnología, aunque ellos no hayan querido usarla.
La contaminación también dañará la producción orgánica de leche y carne. Incluso se puede perder un mercado de exportación de alrededor de 480 millones de dólares al año, porque los dos principales compradores, Japón y Corea del Sur, han indicado que evitarán comprar alfalfa de Estados Unidos una vez que se libere al medio ambiente la variedad transgénica.

Apoyo para indígenas de Brasil
La tierra de los indígenas enawene nawe, en el estado de Mato Grosso, está siendo deforestada a marchas forzadas para destinarla a plantaciones de soja y cría de ganado. El gobernador de ese estado y “barón de la soja”, Blairo Maggi, uno de los mayores productores del mundo, planea construir plantas hidroeléctricas en la tierra de los indígenas para proporcionar energía a la industria de la soja. Maggi está presionando al gobierno federal para que la tierra indígena no sea reconocida en su estado.
Los indígenas enawene nawe vivían aislados y recién fueron contactados en 1974. Suman tan sólo 420 personas y son uno de los pocos pueblos indígenas y tribales del mundo que no comen carne roja. En cambio, pescan mediante intrincadas presas construidas a través de los ríos, y recogen miel de la selva.
El director de Survival, Stephen Corry, declaró: “La deforestación en la Amazonia amenaza a algunas de las tribus brasileñas más vulnerables, incluyendo a la mayoría de las no contactadas. El pleno reconocimiento legal de su tierra es la clave para su futuro y debería ser realizado sin más dilación”. Para otras tribus, es ya demasiado tarde. En el estado de Rondônia, los akuntsu se han reducido a seis personas.
Survival International ha organizado una campaña dirigida al gobierno de Brasil para frenar esta situación.
Si quieres apoyar esta campaña, escribe una carta o fax breve a las siguientes direcciones. Puedes usar el siguiente texto como modelo, o escribir el tuyo propio.

Estoy muy preocupado/a por el futuro de la tribu Enawene Nawe del estado de Mato Grosso. Su tierra ancestral en el área de Río Preto está siendo deforestada a marchas forzadas. La deforestación y pesticidas contaminarán y envenenarán muy pronto el Río Preto, del que dependen los indígenas para el pescado, una parte fundamental de su dieta. Para salvar esta área es esencial que la FUNAI envíe un equipo técnico para trazar el mapa de la región y para que sea urgentemente demarcada. Le insto a emprender inmediatamente la demarcación del área de Río Preto antes de que sea demasiado tarde.

Las cartas deben ser enviadas a: Dr Márcio Thomáz Bastos, Ministro da Justiça, gabinetemj@mj.gov.br
Si es posible con copia a: Dr. Mércio Pereira Gomes, Presidente FUNAI, mercio.gomes@funai.gov.br

Más información: Ana M. Machado, am@survival.es Tel. 915217283.